Anatomía de una caja de pizza

11 Jan

Ugis es un clásico de Capital Federal. Comer una de sus pizzas es un ritual, un ceremonial, una experiencia única que debe ser llevada a cabo con el máximo de responsabilidad y el intervalo de tiempo prudente para su goce.

Ya sea que decidas consumirla en alguno de sus locales (todos y cada uno de ellos ambientado como un gran baño público) o pedirla para llevar, Ugis es la gran pizza de culto, que trascendió las barreras de clase.

Hoy voy a concentrarme en el “para llevar”, más precisamente la anatomía de la caja de pizza.

No voy a negarlo: la caja de la pizza de Ugis es única no sólo porque es cobrada aparte, sino por la cantidad de statements que en ella podemos encontrar.

Repasémoslos:

    • Por su puesto está el clásico “No a la droga, Si a la Pizza”
    •  El cartel alegórico a su trigésimo quinto aniversario
    • La clásica leyenda “Cuide la ciudad” con el clásico íconito del hombrecillo tirando basura en un tacho.
    • Como dejar de lado el “Famosa pizza a la piedra”
    • Indicaciones para el cuidado de la pizza: “Calentar esta pizza en horno común con esta caja. No en microondas” (y hagamos hincapié en que el “No” está subrayado)
    • Y para terminar…“Siempre imitada. Nunca igualada”

Ugis

Ugis

Para aquellos que son militantes de la pizza Ugis es el gran compañero de militancia, encuentros y desencuentros. La gran pizza que supo trascender el tiempo y el espacio para convertirse en una leyenda.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: