Archive | urbanismo RSS feed for this section

Los stickers de familia

2 Apr I kill them all family sticker

Estuve intentando trackear el orígen de esa moda de mierda llamada “Stickers de la familia”. Desafortunadamente  no tuve suerte en recolectar mucha información, mas que esta es una usanza que se expandió por el mundo como una pandemia viral.

Si encontré algunas imágenes de “familia disfuncional”, que me parecieron bastante graciosas.
I kill them all family sticker

I hate family stickers
Crazy Cat Lady Family Sticker
Loser sticker family
Single  Mom sticker family

Anatomía de una caja de pizza

11 Jan

Ugis es un clásico de Capital Federal. Comer una de sus pizzas es un ritual, un ceremonial, una experiencia única que debe ser llevada a cabo con el máximo de responsabilidad y el intervalo de tiempo prudente para su goce.

Ya sea que decidas consumirla en alguno de sus locales (todos y cada uno de ellos ambientado como un gran baño público) o pedirla para llevar, Ugis es la gran pizza de culto, que trascendió las barreras de clase.

Hoy voy a concentrarme en el “para llevar”, más precisamente la anatomía de la caja de pizza.

No voy a negarlo: la caja de la pizza de Ugis es única no sólo porque es cobrada aparte, sino por la cantidad de statements que en ella podemos encontrar.

Repasémoslos:

    • Por su puesto está el clásico “No a la droga, Si a la Pizza”
    •  El cartel alegórico a su trigésimo quinto aniversario
    • La clásica leyenda “Cuide la ciudad” con el clásico íconito del hombrecillo tirando basura en un tacho.
    • Como dejar de lado el “Famosa pizza a la piedra”
    • Indicaciones para el cuidado de la pizza: “Calentar esta pizza en horno común con esta caja. No en microondas” (y hagamos hincapié en que el “No” está subrayado)
    • Y para terminar…“Siempre imitada. Nunca igualada”

Ugis

Ugis

Para aquellos que son militantes de la pizza Ugis es el gran compañero de militancia, encuentros y desencuentros. La gran pizza que supo trascender el tiempo y el espacio para convertirse en una leyenda.

Subtes en la ciudad

19 Dec

El subte…ese medio de transporte que aborrezco plenamente.

Símbolo cosmopolita por excelencia, siempre hasta las manos, es el lugar donde te empujan y te apoyan impunemente. Los olores se mezclan: alcohol, ranciedad y secreciones humanas.Los espacios se reducen. Hay personajes, hay crisis,  hay acelere.

Bueno, nada de eso es lo importante en este post. Si el hecho que me gusta ver los mapas de subte de cada ciudad: la verdad no se si es por los colores, el minimalismo o simplemente ver como a través de las anteriores, los cuerpos son disciplinados en el espacio urbano.

A continuación, una recopilación de mapas de Subtes:
Londres
Metro London
New York
Metro New York

Berlín
Metro Berlin

París

metro paris

Moscú

Moscú Metro
Buenos Aires

Buenos Aires Metro

Tokio 

Tokio Metro
Beijing
Beijing Metro 

El encanto de la obsolencia

18 Jan

Un día íbamos caminando por la calle con Juan (aka mi novio) y no pudimos evitar ver que una gran porción de los teléfonos públicos que aún quedan en Capital Federal estaba brandeada con el que fue el gran lanzamientoa nivel de videojuegos el año pasado: Starcraft 2 (Wings of liberty).

Comentario de color: como todo en Argentina, había llegado 5 meses más tarde.Mi novio, un buen gamer, no pudo evitar desesperarse por querer tener uno de los posters. Pero este no es el eje de la cuestión, ni mucho menos.

A partir de esta cuestión en mi cabeza se me disparó una gran incógnita: ¿para qué sirven los teléfonos públicos hoy en día?.O sea, en serio, ¿realmente hay ser humano argentino que los use? Si alguien me dijese que si, yo le contestaría que me encargué de testear los que encontraba en mi camino y estaban todos muertos, cual apocalipsis zombie. No tienen línea, otros ni siquiera tienen tubo.

Los teléfonos públicos brillaron en los 80s con EnTel y en los 90s, post privatización, con Telefónica y Telecom. Representaban la necesidad de comunicación del ser humano, quien podía localizar sin ser localizado en cualquier punto.

La prolileferación de los locutorios principios del 2000 comenzó el trabajo de destelefonización pública y  la de los celulares 4 años más tarde, les dio el tiro de gracia.

Los teléfonos públicos simplemente quedaron ahí, formando parte del paisaje urbano, obsoletos y convertidos en un soporte publicitario más. Poseen un alto impacto a un bajo costo.De esta forma las campañas pasan, pero el servicio técnico para volverlos a hacer funcionar nunca llega.